miércoles, 10 de diciembre de 2014

JAMON CON HUEVO Y PISTO #jamonTS


Jamón serrano. En mi opinión, uno de los productos más españoles y más completos. Y eso sin hablar de lo bueno que está.
Para mí, cortadito fino a cuchillo es un auténtico manjar 100% español. Podemos acompañarlo con queso, con un buen pan, con tomate, con aceite... y además añadirlo en infinidad de platos. En fin, que siendo tan versátil, bien se merece una mención especial de La Cocina Typical Spanish, que inaugura nueva etapa. Este es el primer mes del blog anfitrión, en este caso, Julia y sus recetas. Y su propuesta ha sido el jamón, así que ahí va una versión muy typical spanish del jamón con huevo frito.


Ingredientes:

Jamón serrano en lonchas
Huevo frito (1 por persona)
1 cebolla grande
2 dientes de ajo
1 calabacín
1 pimiento rojo
1 berenjena
3 tomates
sal
aceite de oliva

Para hacer el pisto, picamos todas las verduras en cuadrados. Ponemos en una sartén aceite de oliva, tapando más o menos el fondo. Añdimos la cebolla, los ajos y el pimiento. Dejamos que empiece a hacerse lentamente y añadimos el calabacín y la berenjena. Sazonamos con sal y cuando todo esté bien pochado, añadimos los tomates y dejamos que termine de hacerse.
Freímos los huevos y preparamos unos aros para emplatar: ponemos una loncha de jamón en el fondo, encima una capa de pisto, otra loncha de jamón y colocamos encima el huevo con cuidado de que no se rompa y recortando los bordes si es necesario para ajustarlo al molde. Terminamos colocando un poco más de pisto sobre el huevo.
Retiramos el aro y servimos.
Podéis ver el recopilatorio completo de recetas con jamón, pinchando aquí.

Llévate nuestro logo!





     

jueves, 20 de noviembre de 2014

PESTIÑOS CON MIEL


Este mes Desafío en la cocina nos propone un repaso a las recetas tradicionales de nuestro país, en concreto, a los dulces fritos de España. La idea ha sido de La Cocina de Camilni y el único requisito, que cada blog hiciese una receta típica de una comunidad diferente a la suya. Así que una que es del Norte, se ha ido al Sur, para aprovechar a hacer un dulce español muy típico y que aún no estaba en mi blog: pestiños con miel. Eso sí, con miel asturiana, que esa es de la casa. La receta es del libro "Dulces y postres de las monjas"


Ingredientes:

175 g de harina
1/2 copa de vino blanco
10 g de matalauva o anís verde
un trozo de corteza de limón
aceite de oliva
125 g de miel
125 g de agua

Ponemos la miel y el agua en un cazo y dejamos a fuego lento unos 30 minutos
En una sartén con un poco de aceite de oliva doramos la corteza de limón, la retiramos y añadimos la matalauva, rehogándola en el aceite hasta que dore. Colamos el aceite y lo mezclamos con la harina y el vino blanco hasta obtener una masa homogénea. La extendemos sobre el mármol o encimera y estiramos con el rodillo hasta lograr una lámina de 1 cm de grosor aproximadamente. Cortamos la masa en cuadrados pequeños y freímos en abundante aceite muy caliente.
Escurrimos y bañamos con la miel reducida.


Y ahora, no os perdáis, el repaso por los dulces fritos de España. Pinchad AQUI, para ver lo que han preparado el resto de participantes de Desafío en la Cocina.




lunes, 10 de noviembre de 2014

Seamos solidarios: ayudar a quien ayuda

Cada vez vemos a más gente necesitando ayuda de los demás. Gente que, seguramente, pasando una enorme vergüenza debe pedir ayuda a una ONG, un Banco de Alimentos o asociaciones altruistas. Esas personas, que posiblemente lleven años en paro, pasando días muy malos y muy duros necesitan de la solidaridad de los demás para que sus días sean un poco más llevaderos. Algunos tienen hijos pequeños, que lamentablemente están sufriendo y, mucho, las consecuencias de esta maldita crisis. Y es ahí, cuando la solidaridad de los extraños es tan necesaria, cuando debemos ponernos las pilas. Cuando debemos arrimar el hombro porque nunca sabes si mañana necesitarás una mano extraña para seguir en pie. 
Por eso, cuando Verónica de Cocinando para mis cachorritos nos enlazó esta magnífica iniciativa que conocimos de la mano de Maite del blog Hierbas y especias, no dudamos nada en sumarnos a ella. En Aaqua (Ayudar A Quien Ayuda) lo que hacen es recoger alimentos donados y entregarlos a comedores y centros sociales en Madrid. Siempre andan escasos y hay que garantizar el reabastecimiento.




Para ello, y a través de la compra online, podemos ayudar no solo a los comedores sociales, sino a esas familias que no tienen recursos y que con todos sus miembros en paro están muy necesitados de alimentos de primera necesidad. Como veis, no nos llevará más de unos minutos hacer una compra: legumbres, pañales, leche, papel higiénico,...Pensadlo...cuanto nos cuesta? 10 euros? Si, se que es pedir demasiado. Que muchos estáis pensando...si, pero son 10 euros,...pues 5. No hace falta que sea una compra exagerada, sino que todos contribuyamos. Un poco de todos es mucho.

Estos son los centros donde podemos realizar esa compra online
Esta compra debéis enviarla a:
  • Aaqua: C/ Manuel de Falla, 5, portal B, Bajo B. 28224 Pozuelo de Alarcón. (Horario conserje 24h).
  • Aaqua . C/ Vicente Blasco Ibáñez nº 81. 28050 Madrid    (Sanchinarro). De 9h a 14h
¿Qué podéis hacer para entrar en la red de blogueros solidarios?

- Crea una entrada sin receta haciendo un llamamiento a la donación de alimentos y lo que te hayas ahorrado en hacer la receta lo inviertes en hacer una pequeña compra de donación.
- En la entrada debes poner la lista de supermercados y la dirección de envío para ponérselo más sencillo a los que deseen colaborar donando comida.
- En la entrada habla de los voluntarios de Aaqua (Ayudar a quien ayuda) y añade un link a su blog.
- Si conoces otras asociaciones o grupos de voluntarios no dejes pasar la oportunidad de hablar de ellos y facilitar sus contactos.
- Manda un email a tus amigos blogueros y cuéntales lo que estamos haciendo.
- Antes de publicar manda un e-mail a maitemsalonso@gmail.com con el nombre de tu blog y Maite te hará una insignia de la campaña para que la pongas en tu blog.

martes, 4 de noviembre de 2014

CARAJITOS #diadeldulceTS


Hace justo un año, que nació La Cocina Typical Spanish, un blog cuyo objetivo es poner en valor la rica gastronomía española. En una época en la que las recetas americanas y anglosajonas invaden recetarios y cocinas, un grupo de amigas, apasionadas por la cocina y con mil cosas en mente cada una, decidieron ensalzar y recopilar las recetas tradicionales de nuestro país, que son muchas y muy buenas.
La primera idea, coincidiendo casi con la Fiesta de Todos los Santos, fue reivindicar nuestros dulces, frente a la invasión propiciada por la fiesta de Halloween. Ha pasado ya un año y este proyecto, del que tengo el privilegio de formar parte, ha crecido y se ha afianzado día a día.
Aunque no soy muy dada a expresar mis sentimientos y menos a través de este medio, permitidme que agradezca desde aquí la aportación de todos los blogs que habéis participado con vuestras recetas en alguno de nuestros recopilatorios contribuyendo a que nuestras recetas de siempre no se pierdan y sean conocidos por todos. Gracias también a todos los que en alguna ocasión nos habéis leído, buscando la esencia de nuestra cocina.
Y por supuesto, mi más sincero agradecimiento a esas diez "locas maravillosas" con las que comparto esta aventura, a la que dedico menos tiempo del que me gustaría. Gracias sobre todo por vuestro esfuerzo y dedicación, sacando horas de donde no las hay y peleando contra viento y marea por este proyecto. Gracias, por TODO.
                                                   

Y ahora si, llega el segundo recopilatorio de dulces typical spanish. Esta es mi aportación: Carajitos. Unas pastas de avellana, típicas de la localidad asturiana de Salas. Su origen está en La Casa del Profesor, un restaurante café fundado en 1.918, donde las tertulias de los parroquianos, eran amenizadas con unas pastas de avellana, a las que nadie había puesto nombre. Los indianos (emigrantes que habían hecho las Américas y estaban de vuelta en el pueblo), solían decirle a Falín, el propietario, "Dame un carajo de esos", una expresión muy utilizada por aquel entonces en los países sudamericanos. Actualmente, la cuarta generación de la familia, sigue haciendo carajitos y guardando celosamente su receta original. Aún así, en todas las casas asturianas, hay algún libro de cocina con una receta similar a esta, del libro "Platos típicos de Asturias" de María Luisa García.


Ingredientes:

20 cucharadas de avellana molida
4 cucharadas de azúcar (yo he puesto azúcar glass)
1 clara de huevo

Mezclar la avellana molida y el azúcar y añadir poco a poco la clara de huevo (es posible que no se necesite toda). Mezclar bien con las manos.
Con ayuda de dos cucharas colocamos bolitas de masa sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear. Metemos al horno a 180ºC unos 20 minutos, o hasta que vemos que empiezan a dorarse. Dejar enfriar sobre una rejilla.


Una receta sencilla, típica y con un delicioso sabor a avellana.
Para ver el recopilatorio completo de este segundo día del dulce Typical spanish, pincha AQUÏ

viernes, 10 de octubre de 2014

BOCATA DE CALAMARES CON PAN NEGRO #BocataTs



Me encanta el reto de La Cocina Typical Spanish de este mes. Bocatas, de esos que nos han acompañado toda la vida, desde los recreos en el colegio, hasta los que ahora de mayores nos comemos furtivamente de vez en cuando para merendar. Y sin mencionar la de cenas que nos resuelve un bocata.


 El surtido es amplio, pero ¿habrá un bocata español más típico que el de calamares? Por supuesto que hay muchos y ya sé que no voy a ser nada original haciendo un bocata de calamares, así que he querido versionarlo un poco: con pan casero negro, el color se lo da la tinta de calamar y acompañando los calamares con cebolla confitada y pimientos asados.


Ingredientes para el pan:

230 g de harina
138 g de leche
48 g de mantequilla
12 g de azúcar
5 g de sal
5 g de levadura
10 g de tinta de calamar
1 sobre de semillas variadas

Ingredientes para el relleno

Anillas de calamar
Ajo
Perejil
Sal
Harina
Cebolla confitada
Pimientos rojos asados

Para hacer el pan, amasamos todos los ingredientes, excepto la tinta, que se añade al final. Tapamos con film y dejamos reposar unos 40 minutos.
Pasado ese tiempo, desgasificamos la masa aplastándola ligeramente con las manos y cortamos en las piezas que queramos hacer. Yo he hecho cinco barritas pequeñas, pero podemos hacerlo en uno o dos panes más grandes.
Boleamos cada pieza, dejamos reposar 15 minutos y formamos cada una dándole forma de barra. En un papel de horno, extendemos las semillas, pulverizamos cada barrita de pan con agua y las pasamos por las semillas para que se queden pegadas. Colocamos las barras en la bandeja de horno, hacemos a cada pieza dos o tres cortes con una cuchilla. Las tapamos con film o una tela y dejamos reposar media hora. Cocemos a 190ºC unos 20 minutos.



Mientras enfría el pan, rebozamos las anillas de calamar en harina, ajo picado y perejil. Yo lo meto todo en una bolsa y lo agito. Lo freímos en aceite caliente y dejamos que escurra sobre una servilleta de papel.
Abrimos las barritas de pan, colocamos los calamares, encima la cebolla confitada y terminamos con las tiras de pimiento asado rojo.

La receta del pan es de Samuel Suárez, un joven panadero asturiano que ha sido chef de obrador y panadería en Harrod´s. El año pasado pude asistir a una de sus mastercclass en el Gremio de artesanos confiteros del Principado de Asturias y  desde entonces tuve ganas de hacer su receta de pan nórdico.

¿Queréis más ideas de bocatas Typical Spanish? Pinchad aquí y prestad atención a todas las recetas que forman el estupendo recopilatorio de bocadillos.

lunes, 29 de septiembre de 2014

PIONONOS DE CREMA DE CANELA Y YEMA TOSTADA

Los piononos son unos de los dulces más típicos de la repostería española. En Asturias, los más habituales son los alargados, que parecen pequeños bracitos rellenos de crema, espolvoreados con azúcar glass que se puede quemar haciendo tres rayitas oblicuas.
Sin embargo, los que más fama tienen son los llamados Piononos de Santa Fé, típicos de Granada y que según la historia fueron creados en honor del Papa Pío IX, recordando incluso con su forma la figura del Papa.


He llegado a estos pasteles gracias a Luis, de My European Cakes. Ha sido ver su receta y decir, esto tengo que probarlo. Y evidentemente, como todas sus recetas, es estupenda. Yo me he tomado la licencia de cambiar la crema pastelera de la parte superior, por crema de yema.
No os asustéis pensando que es una elaboración complicada, al ver la extensión de la entrada. Es sencilla y además en el blog de Luis podeis ver un excelente paso a paso en fotos.

Ingredientes para la crema pastelera de canela:

4 yemas
500 ml de leche entera
90 / 100 gr de azúcar granulado
60 gr de maizena
1 rama de canela
 
Poner en un bol el azúcar, la maicena, las yemas y un poco de leche. Mezclar bien y reservar.
Poner el resto de la leche al fuego con la rama de canela. Cuando rompa a hervir, separar y tapar dejando infusionar 20 minutos.
Pasado ese tiempo, verter sobre el bol que habíamos reservado con el resto de ingredientes, mezclar bien con varillas y colar poniendo de nuevo al fuego. Dejar que hierva 2 o 3 minutos, para que espese. Echar en una bandeja y tapar con film.

Ingredientes para la crema de yema:

200 g de azúcar
10 g de maizena
90 g de agua
3 huevos

Mezclar el azúcar y la maizena, añadir el agua y los huevos, mezclar bien y poner al fuego. Cocemos hasta que empieze a hervir sin dejar de remover, teniendo cuidado de que no se queme. Verter sobre una bandeja, y tapar con film.

 
Ingredientes para el bizcocho:

3 huevos
60 gr de azúcar
90 gr de harina ( baja en proteína )
una pizca de sal

Batimos huevos, azúcar y sal en batidora con varillas, hasta obtener una mezcla espesa que haga cordón al levantar la varilla. Añadimos la harina tamizada, incoporandola con espátula en movimientos envolventes. Echamos en una bandeja de horno o molde rectangular forrada con papel y engrasado con mantequilla. Extendemos para que quede lo más uniforme posible. Horneamos a 180ºC unos 8 minutos.
Volcamos sobre la mesa de forma que el papel quede sobre la mesa y dejamos el molde tapandolo hasta que se enfríe.


Ingredientes para el almíbar:

150 gr de azúcar
160 gr de agua
Una rama de canela
2 cucharadas de ron

Hervimos durante cuatro minutos el agua, el azúcar y la rama de canela. Retiramos y añadimos el ron. Dejamos enfriar.

MONTAJE: 

Batimos las cremas que ya estarán frías, para darles una textura uniforme
Mojamos el bizcocho con el almíbar, extendemos la crema pastelera de canela, dejando una capa fina. Enrollamos la plancha de bizcocho por la parte más corta, apretando ligeramente. Cortamos piezas de unos 4 cm, que colocamos sobre cápsulas de papel. Ponemos la crema de yema en una manga con boquilla lisa y cubrimos cada pastel. Espolvoreamos con azúcar y quemamos.



Un bocado delicioso. No os lo perdáis

sábado, 20 de septiembre de 2014

PISTACHO BOSTON PIE ECLAIRS

Llega septiembre y vuelve Desafío en la cocina. Tras el parón veraniego, retomamos la cita de cada día 20. En este caso, con una receta dulce en la que nuestra desafiadora, Mari Luz, nos ha dado manga ancha para la interpretación.
Se pedía una Boston Pie, una tarta compuesta por bizcocho, crema pastelera y cobertura de ganaché de chocolate. Aprovechando la libertad de interpretación, yo he sustituído el bizcocho por masa choux, y a la crema y al ganaché les he dado sabor de pistacho, consiguiendo estos eclairs de pistacho.



Ingredientes para la pasta choux:

120 g de harina
100 g de leche
100 g de agua
80 g de mantequilla
4 huevos
10 g de azúcar
1 pizca de sal

Ponemos la leche, el agua, la sal, el azúcar y la mantequilla al fuego. En cuanto empiece a hervir, retiramos y añadimos la harina tamizada, mezclando con espátula. Volvemos a poner al fuego y removemos unos minutos más.
Dejamos que pierda un poco de temperatura y vamos añadiendo los huevos uno a uno, introduciéndolos bien.
Ponemos la masa en una manga y sobre una bandeja de horno forrada con papel, extendemos tiras de unos 6 cm de largo.
Metemos al horno unos 20 minutos, a 180-190ºC

Ingredientes para la crema pastelera de pistacho:

250 g de leche
20 g de maizena
65 de azucar
1 huevo
25 g de pasta de pistacho

Mezclamos la maizena y el azúcar en un bol, añadimos el huevo y un poco de leche.
Ponemos el resto de la leche a hervir, cuando rompa a hervir, vertemos la leche sobre el bol de la maizena y el azúcar. Removemos bien y colamos, poniéndolo a hervir nuevamente, removiendo hasta que espese.
Vertemos sobre una bandeja y tapamos con film para dejarla enfriar.
Una vez fría, mezclamos la pasta pastelera con la pasta de pistacho.

Ingredientes para el ganaché de pistacho:

125 de fondant pastelero
1 cucharada de agua
30 g de pasta de pistacho
80 g de chocolate blanco

Calentamos el fondant con el agua en el microondas, para que adquiera textura líquida. Por otro lado, derretimos el chocolate blanco. Juntamos ambas mezclas y añadimos la pasta de pistacho, mezclando bien. Debemos bañar los pasteles de inmediato, para que que el glaseado esté fluído. Si es necesario se le puede dar un golpe de calor en el microondas.



Montaje:

Una vez que los eclairs estén fríos, les hacemos dos agujeritos en la parte inferior, con ayuda de una boquilla lisa pequeña.
Ponemos la crema de pistacho en una manga con boquilla lisa (del mismo tamaño que la anterior, o usamos la misma) y rellenamos cada eclair por los agujeros que hemos hecho.
Para glasearlos, sumergimos cada pastel boca abajo hasta aproximadamente la mitad y sacudimos para retirar el exceso.



La receta es del libro Laduree Sucré.
Y ahora que ya sabéis como se hacen estos eclairs de pistachos, es momento de echar un vistazo al resto de recetas del desafío, donde vais a encontrar una gran variedad. Solo tenéis que pinchar aquí.


Y el próximo 20 de octubre, receta salada que nos propondrá Rocío Salán. ¿Qué será, será...?